El uso de los gases especiales y el hielo seco

El uso de los gases especiales y el hielo seco

hielo-seco

Los gases especiales y el hielo seco se usan en dos sectores totalmente diferentes. Por ello, conviene saber para que sirve cada uno de ellos. 

En primer lugar, los gases medicinales se han usado en el sector sanitario desde hace más  de una centuria volviéndose imprescindibles para muchas formas de diagnóstico y tratamiento modernos. Así, se utilizan para el soporte respiratorio, como agentes anestésicos, y para diagnosticar y tratar diversas patologías. También los gases medicinales se utilizan para el funcionamiento y calibración de los equipos médicos. 

Por su parte, la nieve carbónica (CO2),  conocida también  como hielo seco, es un medio muy eficaz y sencillo de usar para la refrigeración, en un amplio abanico de aplicaciones. Resulta ideal para enfriar lácteos, carne y para el transporte y almacenamiento de productos congelados y otros productos alimentarios perecederos. 

Además, se puede usar en el procesado de alimentos, por ejemplo, para enfriar los productos sensibles al calor durante el proceso de trituración o corte, para ajustar el tamaño de los productos y para la realización de trampas de frío. Los pellets de hielo seco son ideales para la limpieza a presión de maquinaria y motores.  Cuando el hielo seco se sublima, se transforma directamente en gas sin pasar por una fase líquida, consiguiendo un efecto de niebla especial y espectacular que es toda una sorpresa para ideal  para fiestas, eventos y celebraciones de todo tipo. 

Por último, Linde Spain – Gases especiales y hielo seco ofrece una amplia gama de productos de hielo seco y equipos diseñados a medida para la producción eficiente de nieve carbónica y una rápida refrigeración. Así, se puede disfrutar de este producto tan específico. 

Sin Comentarios

Deja tu comentario

*