Economías que emergen

Economías que emergen

economia-global (2)

En la economía y gobernanza mundiales, el creciente peso de las economías emergentes es innegable. Éstas se están desarrollando en las principales variables económicas y financieras a nivel global, en especial el llamado grupo BRIC (Brasil, Rusia, India y China). Por otra parte, van aumentando su participación y peso en algunas de las instituciones claves de la gobernanza económica mundial. De esta manera, ganan más representación, uno de los mayores intereses de estas economías emergentes. 

Tiempo atrás, estas economías eran vulnerables a lo que sucediera en los países centrales. Durante la década de los 30, o en menor medida en los 80, los problemas de los países centrales castigaban con fuerza a los de la periféria. Hoy en día, la recesión que pueda tener Estados Unidos, la Unión Europea o Japón no ha influido en el crecimiento que los países en vías de desarrollo tienen.  Lejos de disminuir, van viendo como este crecimiento aumenta cada año a un ritmo mucho superior que el de los países desarrollados.

Esto se debe a la fuerte demanda de India e China, junto con una dinámica entre países del Sur que favorece su autonomía frente a los problemas del Norte. Por ejemplo, China hoy en día es el principal socio comercial de Brasil, e India está cada vez más presente en America Latina.

Estos desarrollos manifiestan una evolución hacia una organización económica mundial más multipolar, en que los países emergentes jugarán un papel clave, si no ahora, en un futuro próximo. Hay quien tiene la esperanza de que ese buen augurio del que gozan los países emergentes ayude en cierta medida a los países desarrollados a salir su estaticidad, algo nunca visto hasta ahora.

Por último, no hay que olvidar aquellos ámbitos de alcance global en que hay intereses comunes por todo el mundo, y del que se desearían que estos países emergentes tomaran responsabilidades colectivas, ya sea la acumulación de reservas internacionales, el comercio internacional o el cambio climático.

Sin Comentarios

Deja tu comentario

*