Productos financieros

Productos financieros

Los productos financieros son proporcionados por entidades financieras como bancos, cooperativas de crédito, inversoras, entre otros, sea en forma de acciones, bonos, obligaciones o efectivo y usualmente tienen una calificación de riesgo o rating que sirve como referencia a los inversionistas. En ocasiones el concepto de ´productos financieros’ también abarca los ‘servicios financieros’. Los productos y servicios financieros abarcan cuentas bancarias, préstamos, créditos, hipotecas, depósitos y fondos de inversión.

Las cuentas bancarias son depósitos de dineros en entidades financieras y pueden ser de ahorros o corriente; las primeras le permiten a su titular o titulares mantener su dinero a salvo mientras que la entidad financiera les ofrece un pequeño interés sobre el dinero depositado y en las segundas usualmente no se genera ningún interés.

Los préstamos y créditos son dineros que una entidad financiera provee a un cliente con el fin de que este invierta tal dinero en un bien o servicio determinado, con base en la promesa de repago de la suma total de la deuda más intereses por parte del deudor.

Las hipotecas son créditos destinados a la compra de bienes inmuebles, siendo estos la garantía de repago pues, en caso de que el deudor incumpla con el debido pago, la entidad financiera se convertirá en el poseedor legal de dicho inmueble.

Los depósitos y fondos de inversión consisten en que el inversionista invierte cierta cantidad de dinero sobre la cual recibe intereses y beneficios bajo la condición de mantener el dinero en el banco por un periodo determinado.

Sin Comentarios

Deja tu comentario

*