Pedir créditos urgentes para cubrir gastos específicos

Pedir créditos urgentes para cubrir gastos específicos

Pedir créditos urgentes para cubrir gastos específicos

La actual situación económica en la que estamos hace que muchas veces el o los salarios que entran en un hogar no sean suficientes para poder responder a imprevistos tales como arreglos en la casa, problemas del coche, facturas elevadas, etc. Cuando uno de esos momentos puntuales aparece, nos bloqueamos y no vemos cómo podemos afrontar esos pagos, pero una opción rápida son los creditos rápidos.

Los créditos urgentes son una opción que no deben utilizarse como fuente de financiación, es decir, no deben utilizarse para todo. Casos puntuales como los que hemos especificado antes o similares son los que se deben afrontar con este tipo de créditos. Debido a la rapidez con la que se otorgan y a la comodidad con la que se solicitan, sus intereses pueden ser un poco más elevados que los créditos habituales de bancos y demás. Ese es el lado negativo, pero obviamente, si vamos a un banco a solicitar un crédito, no nos lo darán en menos de una hora, cosa que las financieras que ofrecen créditos urgentes sí hacen. Lo que debemos analizar son las diferentes opciones que hay disponibles, ya que muchas financieras ofrecen créditos pero con pocas garantías o sin experiencia.

La mayoría de créditos urgentes se tienen que devolver en un plazo máximo de 30 días, aunque podemos hacerlo antes si ya disponemos del dinero. En webs de financieras como QuéBueno.es podemos calcular cuánto deberemos pagar en total sumando intereses, gracias al simulador que tienen,  para que así no haya ninguna duda. También ofrecen préstamos sin nómina ni aval, y en 10 minutos podemos tener el dinero ingresado en nuestra cuenta personal. Todo con la máxima seguridad y con los certificados necesarios que garantizan que nuestros datos no serán copiados ni utilizados, algo que mucha gente sigue temiendo hoy en día.

El primer préstamos puede ser de hasta 300€ y, una vez que lo hemos pagado, podemos pedir un segundo de hasta 900€. Esto puede verse como una recompensa por tener al día el pago pero también como una forma de ayudar aún más si surge un gasto imprevisto más elevado. Ya lo sabes, sopesa los pros y los contras de los créditos urgentes y decide si es la mejor opción para tu situación.

 

Sin Comentarios

Deja tu comentario

*